Garantías exigidas en los préstamos quirografarios

Los préstamos quirografarios son una forma de conseguir dinero de forma rápida y en los que será posible que la empresa o persona devuelva la cantidad cedida a corto plazo y asumiendo además los intereses generados en ese periodo de tiempo. Las garantías exigidas en los préstamos quirografarios no tienen porque ser la vivienda o propiedad del deudor, sino que la forma de cerrar este trato es mediante pagarés que cuentan con una fecha de vencimiento establecida. De esta forma ambas partes, deudor y acreedor, acuerdan conjuntamente un plazo de entrega y quedan reflejados en estos documentos.

Requisitos exigidos

  • Devolución a corto plazo. Los préstamos quirografarios sirven para resolver un problema de liquidez a corto plazo, es decir, que el deudor pueda acceder a una cantidad monetaria y la cual pueda recuperar con su actividad empresarial en un periodo de tiempo breve para poder devolver el préstamo más los intereses generados por ello.
  • Poder recuperar el dinero rápidamente. Por eso, otro de los requisitos exigidos es que la persona o empresa deudora pueda obtener en un periodo de tiempo breve unos ingresos que no sólo cubran la cantidad de dinero prestada, sino también los intereses. Hay que tener en cuenta que dichos intereses suelen ser bastante elevados ya que a cambio se deja el dinero sin apenas exigencias financieras.
  • ¿Quién lo pide? Puede ser solicitado tanto por una empresa como por una persona que tiene problemas de liquidez pero con el compromiso de poder devolverlo a corto plazo. Lo más recomendable es que la entidad deudora cuente con una estrategia de inversión que le permita garantizar que la devolución del préstamo más los intereses generados podrán ser cubiertos en un periodo de tiempo breve. Hace unos años no era el tipo de préstamo más solicitado, pero con la llegada de la crisis económica, cada vez es más habitual que empresas y autónomos recurran a ella.